Cromomania

Cromomania

¡Hola a tod@s!

Estoy muy agradecido con los amigos de Valde Vintage que me han dado la oportunidad de transmitiros mi pasión por el coleccionismo de cromos. Una pasión que reflejo desde hace ya un tiempo tanto en mi cuenta de Instagram como en Twitter.

Es curioso, porque no recuerdo con claridad cuando comencé a compartir mi afición a través de las redes sociales, pero sí el momento en el que me inicié en el coleccionismo de cromos. Lo cierto es que fue casi a la par que con la pasión por el fútbol, en la temporada 92/93 (siempre lo digo, los futboleros contamos temporadas, no años), y mis primeros sobres fueron los de Ediciones Este. Cómo no.

Soy un nostálgico, porque mi cromo favorito pertenece a esta misma temporada, y es el ‘coloca’ de Maradona con el Sevilla FC. Ahí van dos confesiones en una. Soy del club de Nervión y soy muy maradoniano. Muchísimo. Y de Don Robert Prosinecki, que no se me olvide.

Las colecciones de cromos de los 90 son, con mucha diferencia, las que guardo con más mimo. Principalmente son estos cromos los que más me gusta compartir en mis RRSS, aprovechando en la mayoría de las ocasiones algún evento de actualidad, efemérides o partidos que enfrentan a equipos en los que han jugado los mismos futbolistas en diferentes etapas de su carrera. Cualquier motivo es bueno para publicar un buen cromo acompañado de una pequeña historia o anécdota.

A principios del pasado año incorporé un nuevo contenido para Cromomania: los cromos caseros. O customizados. O cromos personalizados. Como los queráis llamar. En definitiva, diseños de cartas de fútbol que hace uno mismo con más o menos conocimiento de tal o cual programa de edición. Algo así como cocinar en casa en lugar de comer fuera. Un plato al gusto. Un cromo como el que te gustaría encontrar al abrir un sobre de estampas (de pequeño yo cambiaba estampas, no cromos).

El primer cromo de mi cosecha que publiqué fue de Zinedine Zidane, de una colección de cartas a la que llamé Top Soccer Players. Mi primer ‘hijo’, aunque ni siquiera fuera buscado. Probé (por probar) y la cosa no salió del todo mal. La acogida fue excepcional. Superó todas mis expectativas y ello me animó a seguir. Tanto que a día de hoy tengo más de siete series diferentes de cromos customizados (PC Fútbol Cards, El Cromo Perdido, World Cup Stars,…) y que voy publicando regularmente en mi cuenta. Me lo cuentan hace un año y no me lo creo. No deja de ser un hobby. Pero bendito hobby.

Cromomania ha crecido muchísimo desde que empecé a publicar mis diseños de cromos. Actualmente estamos cerca de los 2.000 seguidores, aunque lo que realmente me empuja a seguir compartiendo mi afición con todo el mundo son los comentarios en publicaciones, las felicitaciones y los mensajes de apoyo que recibo todas las semanas en la cuenta. Me enorgullece apreciar que el tiempo y cuidado que pongo en mis “proyectos” son valorados por otros coleccionistas.

No quiero despedirme sin antes mencionar que gracias a Cromomania también he conocido a gente fantástica que comparte esta misma afición por los cromos. Si escribo nombres seguro que me dejo en el tintero a alguno que no debería haber olvidado. Pero esas personas sabes quiénes son. Y si tú, que estás leyendo esto, estás pensado en compartir tus colecciones de cromos, tus cartas custom o tu hobby futbolero, sea cual sea, deja de pensártelo y anímate a ello. Porque seguro que hay personas ahí fuera que están deseando ver lo que tienes que mostrarles. Además, recuerda que compartir lo que te apasiona es disfrutarlo dos veces.

Un saludo amigos, ¡nos vemos en las redes!

Cromomania

Sin Comentarios

Comentarios del post

Cart
  • No products in the cart.
× ¡Hola!